lunes, 5 de marzo de 2012

El PP de Alaquàs denuncia inseguridad debido a poca disponibilidad de la policía local


El PP denuncia la dejadez del ayuntamiento para garantizar la seguridad en la entrega de alimentos en el economato





El Partido Popular de Alaquàs preguntará esta noche en el Pleno Municipal, sobre la situación de inseguridad que se está viviendo en la localidad, debida a la poca disponibilidad de efectivos de la policía local tras la puesta en marcha del plan 7x7 y su mala distribución por las ordenes políticas recibidas. En ese aspecto, los populares pedirán explicaciones y exigirán soluciones a los graves problemas de orden público que se están generando en los repartos de alimentos en el economato de Cáritas o los robos en la Iglesia de la Asunción o de la Santa Cruz, además de en viviendas de particulares, mientras que se utiliza a la policía como escolta privada del edil tránsfuga, Honorat Cases.
En el economato de Cáritas se han producido en las últimas semanas altercados, disturbios y confrontaciones violentas por parte de algunos de las personas que acuden en busca de una ayuda para poder alimentar a su familia. Ante la situación desesperada, algunas de estas han actuado con agresividad, amenazando a los voluntarios e, incluso, agrediéndolos, tanto verbal como físicamente. Tras el primer incidente se informó al Ayuntamiento de la necesidad de reforzar el reparto de alimentos con la presencia de agentes locales, aunque no sólo no se ha obtenido respuesta alguna, sino que en el último reparto, en el que los disturbios han sido más graves todavía, la Policía Local llegó mas de hora y media después de ser avisada, ya que cuentan tan solo con 4 agentes para cubrir todo el pueblo.
Ante la inacción del Gobierno Local para solucionar el problema que se genera y que está haciendo replantearse el reparto de alimentos al no poder garantizar la seguridad física de los voluntarios de Cáritas, el Partido Popular de Alaquàs traslada la necesidad urgente de dar cobertura en el economato.
“Estas personas, los voluntarios, están poniendo todo de su parte para que los mas desfavorecidos por la crisis puedan recibir alimentos, involucrándose personalmente y sin recibir nada a cambio excepto la satisfacción de ayudar al prójimo. Sin embargo, no pueden hacerlo porque la propia situación de necesidad de personas desesperadas está generando una serie de tensiones violentas ante la pasividad de la alcaldesa y del responsable de seguridad del Ayuntamiento de Alaquàs”, explica el portavoz del Partido Popular, Pepe Pons, quien asegura que el problema “no son los policías, sino las prioridades que se les dicta desde el Consistorio y los recortes producidos”.
“En su momento aseguramos que el plan 7x7 era completamente inviable en Alaquàs porque dejaría el pueblo con cuatro o cinco policías por turno. Si uno de ello se tiene que quedar en el retén, con el resto se ha de atender las necesidades de más de 30.000 habitantes. Lo avisamos y esta ocurriendo ya, poco mas de un mes después de su puesta en marcha”, prosigue Pons.
ROBOS EN IGLESIAS Y DOMICILIOS PRIVADOS
A los altercados del economato hay que sumar los recientes robos en la Iglesia de la Asunción (uno de ellos en grado de tentativa). A raíz de la peatonalización de la zona, que impide el paso disuasorio de la patrulla de policía, se han incrementado exponencialmente la inseguridad en estas calles. Se arreglaría, opina Pons, “pasando periódicamente por la zona, y si no se puede hacer en coche porque resulta muy dificultoso el quitar los pivotes que impiden el acceso, se haga en moto o a pie. Pero está claro que los hecho demuestran que desde que no pueden pasar con el coche patrulla por allí, se han producido ya tres robos en la Iglesia”.
Pons incide en que la planificación “es vital. Si no se cuenta con los efectivos suficientes, no se puede cerrar una calle. La alcaldesa debe pensar antes de actuar y de tomar medidas de cara a la galería pero sin un estudio riguroso de las consecuencias. Y si no puede, por la falta de medios, hacer frente a la situación que genera la peatonalización de la calle, habrá que buscar otras opciones como la de retirar los pivotes por la noche para que pueda pasar la policía y vigilar la zona, por ejemplo”.
La Iglesia de la Santa Cruz también ha sufrido robos en las últimas fechas robos, así como se ha detectado un fuerte incremento en los robos de domicilios particulares de vecinos de Alaquàs desde la puesta en marcha del plan 7x7, tal y como había anticipado el Partido Popular que sucedería al reducirse el número de efectivos en la localidad.
ESCOLTA INNECESARIA
El Partido Popular aprovechará la pregunta para solicitar que se destinen los escasos recursos policiales con los que se cuentan en Alaquàs a la población y no a escoltar al edil tránsfuga, Honorat Cases, que sale cada pleno acompañado de policías municipales. “Si tenemos a cinco policías en Alaquàs, de los que uno está en el retén y tres vigilando o acompañando al tránsfuga a su coche, ¿Cuántos quedan para vigilar todo el pueblo? Las cuentas son las que son. Porque una persona no tenga la conciencia tranquila por sus actos se destinan a tres agentes, actuando como si fuera una persona perseguida. Lo único que le debe perseguir es su conciencia por haber traicionado con su apoyo a los socialistas los votos de miles de ciudadanos de Alaquàs. Es la estrategia del victimismo socialista aplicada a uno de sus concejales, ni más ni menos, porque la escolta es completamente innecesaria.”.
“Es vital que la seguridad sea una prioridad para este equipo de gobierno, sin que traten de usar a los agentes para politizar la figura de un concejal que en ningún momento ha sido objeto de amenaza de ningún tipo mientras dejan desprotegidos, como demuestran los hechos, a los habitantes de Alaquàs”, concluye Pons. elperiodic.com