martes, 7 de junio de 2011

Según el PP la deuda de Alaquàs sobrepasaría lo 50 mill €


El Partido Popular de Alaquàs, en aras de la transparencia y la responsabilidad como fuerza más votada en las elecciones municipales, ha afirmado a través del alacaldeble, Pepe Pons, que la situación económica del Ayuntamiento es “agónica y de ruina”.
“A día de hoy la situación económica en la que se encuentra el Ayuntamiento de Alaquàs es de ruina total. La deuda total sobrepasa los 50 millones de euros. Existen dificultades reales para atender a proveedores y asumir gastos tan precisos como el suministro eléctrico y las nóminas de los empleados”, ha explicado Pons.
Los presupuestos de 2010 y 2011 no se han aprobado, ya que todavía se funciona con presupuestos prorrogados de 2009, y tampoco existe la liquidación presupuestaria del ejercicio 2010 porque se prevé que contenga un déficitde más de 6’5 millones de euros.
Por este motivo no se va a poder aprobar el presupuesto de 2011, dado que el nuevo ejercicio debería de compensar la desviación del déficit con un superávit de más de 6 millones de euros, lo cual hoy por hoy es totalmente impensable, por lo que Pons ha solicitado públicamente al equipo municipal socialista que “si les queda un mínimo de dignidad, aprueben la liquidación del ejercicio 2010 y asuman su responsabilidad”.

REPARO DEL INTERVENTOR

El lunes se celebró un pleno extraordinario con carácter de urgencia en el que por primera vez en la historia de la democracia en Alaquàs, el interventor del Ayuntamiento, que es el funcionario habilitado para fiscalizar las cuentas, informó en contra de la propuesta del equipo de gobierno que aprobó un reconocimiento extrajudicial de deuda por importe de más de 2 millones de euros, es decir, aprobaron unos gastos que el ayuntamiento no tiene capacidad para afrontar. El interventor realizó una nota de reparo a dicha aprobación, es decir que el encargado de fiscalizar las cuentas del ayuntamiento está en contra de lo aprobado en el Pleno.

ANALISIS DE LA DEUDA

Desde el año 2004 el Ayuntamiento tiene un desajuste entre ingresos y gastos de unos cinco millones de euros anuales. Esto es un déficit crónico y estructural, que se va sucediendo año a año, de forma constante sin que hayan sucedido circunstancias excepcionales que lo justifiquen.
“El problema es que sistemáticamente el ayuntamiento está estirando el brazo más que la manga y aunque lo han tratado de maquillar ya no pueden seguir ocultándolo durante más tiempo”, ha explicado Pepe Pons.
El endeudamiento total, consistente en la suma de la deuda financiera de 31 millones de euros más la deuda con los acreedores comerciales, a los que también hay que pagar, en 2004 era de 20 millones y en el 2009 alcanzó los 47millones de euros. “En estos momentos, según informaciones completamente fidedignas que nos llegan del Ayuntamiento, se sobrepasan ampliamente los 50 millones. Y esa es la deuda real del ayuntamiento, más de 8.000 millones de las antiguas pesetas, más de 1600 euros por habitante”, ha indicado el líder de los populares.
A esta angustiosa situación financiera del Ayuntamiento se le unen más dificultades económicas a corto plazo, tales como el pago a proveedores, que pondrá en grandes dificultades las arcas municipales si solicitan su derecho a los intereses por demora que actualmente está fijado en el 8% aunque pronto se va a realizar una actualización al alza; la devolución del préstamo extraordinario de 6.500.000 euros solicitado en 2009 por el que hay que pagar anualmente 1.400.000 euros; la situación de expropiación de terrenos del Bonavista, pues es previsible que el Tribunal Supremo condene al Ayuntamiento a la elevación del justiprecio por unos 6 millones de euros en breve; no se podrá contar con ingresos de canon de aguas como mínimo durante 10 años porque el ayuntamiento ya lo ha recibido por anticipado por Aguas de Valencia; y se prevé la minoración de la subvención FEDER que se concedió para la reforma del Castillo que supondría una reducción de al menos el 20% sobre los 4’5 millones de euros que se pidieron, por no haber justificado ante dicho organismo la subvención concedida.
“Ante esta situación la alcaldesa en funciones quiso en su momento implantar un Plan de saneamiento, sin ningún contenido, de cara a la galería, que ha sido un auténtico fracaso y no ha dado ningún resultado. La única alternativa que proponen para revertir la situación es la subida continua y generalizada de todas las tasas e impuestos pagando todos los ciudadanos por su mala gestión”, ha apostillado Pons.
Dada la situación, Pepe Pons se ha mostrado tajante: “No pueden continuar las mismas personas que han estado hasta ahora al frente del ayuntamiento. Es imprescindible un cambio de gobierno en Alaquàs con el equipo del PP, un equipo preparado que tiene como referente la transparencia, la buena gestión y la optimización de recursos. A cuatro días de la constitución de la nueva corporación municipal, hay que hacer hincapié en que cualquier fuerza política que apoye a los socialistas va a ser cómplice y corresponsable de la situación de ruina del Ayuntamiento”. noualaquas.com